Nuestra pequeña gran historia


Los inicios de esta empresa se remontan a la década del 60, cuando su fundador Francisco N. Irrera, (quién a la par de sus estudios, había comenzado desde muy jovencito en una herboristería del barrio de La Boca), abre su primer local de farmacia en la zona Floresta, especializándose desde ese momento, en las preparaciones tanto homeopáticas como alopáticas.

En el transcurso de los años 1979/80, evidencia la necesidad de expandirse a otros sectores de la ciudad, trasladándose a un amplio local de la calle Bartolomé Mitre a metros de Av. Callao. A partir de ese momento, nació una sociedad familiar, la que incorporaría a la farmacéutica Lucia Marchante, destacada profesional muy reconocida en el ámbito de la homeopatía, a punto tal, que fue seleccionada para ejercer como profesora titular en la cátedra de farmacia de las Escuelas Médicas Homeopáticas.

A comienzos del año 1985, se encara la construcción de un edificio propio en Barrio Norte, moderna infraestructura dotada del más avanzado equipamiento, para continuar ofreciendo un servicio de calidad. Desde esa época nuestro laboratorio homeopático, además de haber realizado con excelencia y profesionalismo las preparaciones, también fue elegido en exclusividad, por las principales Escuelas y Asociaciones Médicas Homeopáticas de la Ciudad de Buenos Aires, como el ámbito adecuado para dictar las clases prácticas, sobre elaboración de medicación homeopática, a todos los profesionales médicos y farmacéuticos que cursaban la especialización. Continuando con nuestra expansión, a comienzos de 1986, incentivados por sugerencia de la Dra. María Luisa Pastorino, pionera en nuestro país en el uso de los "Remedios florales del Dr Edward Bach", somos los primeros en incorporarlos al mercado local, importándolos directamente desde Mount Vernon - Inglaterra. También estuvimos presentes en todos los Congresos Homeopáticos que a nivel nacional e internacional, han sido organizados por diversas entidades del pais.

Hacia mediados de 1995, se produce una gran transformación en el crecimiento de la empresa, con el objetivo de seguir brindando lo mejor a nuestros clientes, nos instalamos en Av. Santa Fe 2642 - Barrio Norte. Un par de años mas tarde, se inauguran nuestras sucursales de Palermo y Belgrano sucesivamente.

La empresa familiar se acrecienta con la incorporación de los hijos del fundador, quienes en la actualidad están al frente de la misma.

Hoy en representación de Farmacias "Similia", podemos decir: Aprendimos que, la experiencia de nuestros antecesores, sumada a la responsabilidad del hacer, el respeto por mantener las normas tradicionales en la elaboración de productos con materia prima de excelente pureza y calidad; son el sustento fundamental para mantener el sólido prestigio alcanzado a través de estos 50 años de trayectoria.

Nuestro soporte vital está dado por una estructura interna, humana y tecnológica, que respalda todo el sistema de trabajo. Con ella continuaremos realizando nuevas mejoras, con capacidad, seriedad y responsabilidad, para seguir ofreciendo el mejor servicio. Contamos con recursos y voluntad suficientes para mantener y acrecentar nuestro principal activo comercial: Nuestros Clientes, los que a través del transcurso de los años, siguen confiando en nosotros.